Energía aerotérmica

domingo, 27 de febrero de 2011

Por deformación profesional, estoy metida de lleno en el tema de las energías renovables...y ustedes, queridos lectores, tendrán que sufrirlo...
Espero, al menos, poder contribuir con mi granito de arena a la conservación del medio ambiente y además, ayudar a nuestros bolsillos (usando nuestra energía de una forma eficiente).

La historia de la humanidad está marcada por el afán de conseguir energía para movernos, hacer funcionar máquinas y obtener calor o frío. Las técnicas para obtenerla han evolucionado enormemente. Si hace unos años nos hubiesen asegurado que seríamos capaces de obtener mucha energía del sol, del agua o de la tierra, es posible que nos hubiese resultado poco creíble. Sin embargo, la tecnología lo ha conseguido.
En un país como España, donde disfrutamos de muchas horas de sol al año, es lógico que se potencie la energía solar. De hecho, de unos años a esta parte nos hemos acostumbrado a ver nuestros campos sembrados de paneles solares. Y en la tierra de Don Quijote han proliferado los molinos de viento (aerogeneradores) para obtener energía eólica.

Sin embargo, muchas veces no encontramos aplicaciones domésticas eficientes energéticamente. Para esto se reunirán del 1 al 4 de Marzo en la Feria de Madrid, expertos de todo el mundo en climatización.

Uno de los temas centrales de esta decimocuarta edición sobre climatización es la aerotermia.

La Unión Europea reconoció en 2009 la energía aerotérmica como renovable.

¿En qué consiste la energía aerotérmica?


La aerotérmica se basa en un sistema que compagina el uso de la electricidad y de la temperatura del aire. El resultado es que el porcentaje de energía que se consume es menor que la que se obtiene y, por ello, se considera renovable.

Principio de funcionamiento:


Incluso en invierno, el aire contiene calorías. Para que el aire no contenga ningún calor, tendría que encontrarse a una temperatura de cero absoluto (-273,15 ºC). En teoría, esto significa que se pueden extraer calorías hasta ese límite extremo. En nuestras condiciones climáticas, las temperaturas exteriores raramente se encuentran por debajo de -10 ºC. Por eso, tenemos a nuestra disposición calorías "gratuitas", incluso en los inviernos más rigurosos. Con la aerotermia se puede captar esta energía gratuita y utilizarla para climatizar una vivienda.


Polémica:


Sus defensores opinan que es una energía barata y eficiente porque por cada kilovatio de electricidad se obtiene un rendimiento de tres y se puede llegar hasta los cuatro, lo que contribuye a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Sin embargo, los detractores creen que “el porcentaje de energía renovable que se genera con la aerotermia todavía no está comprobado de manera segura y va a ser muy difícil obtener el rendimiento medio de las bombas de calor, que generan este tipo de energía, porque la temperatura del aire es muy variable”.

Conclusión:

En opinión de los expertos, las energías menos contaminantes son, por orden, la solar, la eólica y la biomasa (se obtiene de la combustión de residuos naturales), la geotérmica (se consigue del calor de la tierra), la hidrotérmica (se logra con el calor del agua) y la aerotérmica (conseguida por el calor del aire). En lo que sí coinciden todos ellos es en que lo ideal es conseguir una energía lo menos contaminante posible y que, al tiempo, sea eficaz y económica.
Fuente: www.enat.pt, EL PAIS EXTRA

 
Esto no es lo que buscabas! © 2008-2012